Català Castellano

Especiales·Recomendaciones·Enlaces de Interés·Glosario de Seguros
 

Salida a la naturaleza

CONTACTO
Atención al cliente
901 500 300 • 93 496 47 96
servitel_atlantis@gacm.es
 Otros servicios y teléfonos
 Buscador de Oficinas
CP:
e-cliente.jpg
Salida a la naturalezaAl salir a hacer senderismo con la familia u organizar una salida en grupo conviene tener presentes algunas medidas de seguridad básicas. Conocer los riesgos y amenazas, por pequeños que estos sean, permite muy a menudo hacerles frente y evitar males mayores. A continuación facilitamos algunos consejos...

Picaduras de insectos y reptiles
Las picaduras de abejas, avispas o abejorros son frecuentes, sobre todo en verano. El simple paso cerca de su hábitat puede provocar su agresividad. Vigile bien durante los picnics pues los alimentos azucarados les atraen. No deje botellas abiertas y compruebe que no ha entrado nada dentro antes de beber.
Las personas alérgicas deberán evitar llevar perfume. Se desaconseja llevar ropa de colores vivos, con flores o negros: parece que atraen a los insectos más que el color blanco, verde o caqui. Por último, lleve los brazos y piernas cubiertos.

Atención a las garrapatas
Llevar ropa que cubra no es suficiente. Este insecto puede transmitir encefalitis, por tanto es conveniente quitárselo de encima lo antes posible. Primero hay que anestesiarse con algodón empapado de éter y después retirarla cuidadosamente (y completamente) con una pinza pequeña antes de desinfectar.

Cuidado con las serpientes
Haga ruido y no se aproxime a sus lugares predilectos (montones de piedras, setos, etc.). En caso de mordedura, recueste a la víctima sobre la espalda para evitar la difusión del veneno, desinfecte la herida y ponga un vendaje ajustado pero no demasiado apretado. Avise a los servicios de emergencia médica lo más rápido posible.

Las tormentas
En caso de tormenta, resguárdese en un edificio, en un vehículo o en un bosque denso (con la condición de no quedarse en un claro y de no quedarse cerca de los árboles más altos). Cuando no haya refugio disponible, sitúese a distancia de los demás senderistas, lo más cerca posible del suelo, de rodillas, con las manos en los muslos y el cuerpo inclinado.

El calor
El golpe de calor es más probable en una marcha a pleno sol, durante las horas más calurosas. En caso de insolación, siente a la persona (con la cabeza alta si la cara está roja o con la cabeza baja si está pálida), aplique compresas frías y déle agua para que beba abundantemente en pequeñas dosis.

La fatiga
Prevea pausas, beba regularmente y consuma alimentos energéticos. Recuerde también que un grupo pequeño siempre debe progresar según la velocidad del más lento.

Las ampollas
Para evitarlas, utilice calcetines de lana, o preferentemente de algodón y evite las fibras sintéticas. Si la piel está arrancada, desinféctela y aplique una pomada cicatrizante y una tirita.

Los esguinces
Son bastante frecuentes en el senderismo. Si se dan, utilice agua fresca para refrigerar la articulación y ponga un vendaje. Inmovilice la zona con una venda flexible y consulte lo más rápidamente posible con un
médico.

Un botiquín de primeros auxilios permite remediar los rasguños y las pequeñas heridas. Compruebe la fecha de caducidad de los diferentes productos. Puede comprar un botiquín de primeros auxilios "completo" o constituirlo pidiendo consejo a su médico o a un farmacéutico. Si puede elegir, opte por una caja hermética. Atención, algunos medicamentos útiles sólo pueden ser prescritos con receta. Las personas alérgicas llevarán sus tratamientos específicos.
 
Si el problema se vuelve más grave, permanezca tranquilo y analice la situación antes de correr a buscar ayuda o de llamar a los servicios de emergencia. Si utiliza un teléfono móvil, dé primero las coordenadas de su posición, y después el problema con el que se ha encontrado. Compruebe de antemano que la zona donde prevé quedarse posee buena cobertura de red.
 
La prioridad es la seguridad: no sobreestime sus fuerzas y no subestime los riesgos, es mejor posponer una salida que no tiene buena pinta.

Conocer el terreno
Antes de salir, infórmese del sitio elegido en el ayuntamiento o en la oficina de turismo. Estime lo más precisamente posible la duración del paseo, integrando el nivel de dificultad y los tiempos de descanso. Tenga en cuenta el ritmo de los niños: se cansan más rápidamente que los adultos. Si el paseo dura todo el día o más, avise a alguien de la hora aproximada de su vuelta. En caso de retraso, se encargará de llamar a los servicios de emergencia. Finalmente, consulte imperativamente los servicios meteorológicos nacionales. Aplace la salida si las condiciones son malas o simplemente inciertas. En caso de fuerte riesgo de tormenta, anule la salida.

La montaña
En primer lugar, evalúe el nivel de dificultad de la salida. Pida consejo a profesionales de la montaña. Es prudente prever también un itinerario con lugares donde guarecerse (con refugio si es posible).

El equipo
Debe prestar un cuidado especial a su equipo. Lleve calzado adaptado. Anticipe los cambios rápidos de temperatura y climatológicos (ropa cálida, ropa para la lluvia). Prevea mucha agua. Piense en su seguridad (manta de supervivencia, mapa y brújula, navaja, comprimidos desinfectantes para el agua, mechero o cerillas y linterna si va a verse sorprendido por la noche). Finalmente, gorro, gafas y crema solar han de tener también cabida en su mochila.
 
Para evitar deslizamientos y caídas, permanezca en los recorridos señalizados y evite los “atajos”. Infórmese también de la existencia de pendientes herbosas y de zonas heladas que puedan subsistir en verano.
 
Los desprendimientos de piedras pueden ser provocados por animales o por otros senderistas. Evítelos evitando los pasos con peligro.

El agua (ríos, torrentes, charcas…)
Añada a su equipo botas de goma y una muda para cambiarse. Toda prudencia es poca si las orillas son resbaladizas y los barreras o muros, inestables. No se aproxime a estanques profundos o a cursos de agua con fuertes corrientes. En caso de caída al agua, reaccione rápidamente: cámbiese de ropa, frótese para entrar en calor y beba una bebida caliente.
 
No se deje atrapar por las variaciones brutales del nivel del agua. Este caso es particularmente cierto en los lechos de los ríos o torrentes que es mejor rodear. Infórmese obligatoriamente de la presencia de instalaciones hidroeléctricas y de la frecuencia de “saltos automáticos”. El riesgo existe también en caso de tormenta, aunque el sitio parezca protegido por la lluvia.
 
Respete las prohibiciones, las propiedades y las alambradas. Vuelva a cerrar las barreras después de su paso para evitar que se escapen animales.
 
Por supuesto, no deje rastro de su paso (botellas, materiales plásticos, papeles, etc.). Preste atención a los riesgos de incendio. Absténgase de hacer fuego y no tire colillas en la naturaleza. Si ve algún humo sospechoso, llame rápidamente al teléfono de emergencia 112.
 
Tenga cuidado en los parajes frondosos como el del bosque, sobre todo en los bosques tocados por los temporales. No desafíe las prohibiciones e infórmese de la existencia de obras en curso.
 
Para no perderse, tome los caminos o los senderos señalizados. Cada senderista tendría que hacerse con un silbato.
 
Infórmese de si el sitio elegido es una zona de caza importante o frecuentada por los cazadores. En temporada de caza, manifieste ruidosamente su presencia.

En el campo
Evite los caminos transitados por vehículos todo terreno, motos y 4 x 4...
Desconfíe de las alambradas (alambres de espino o eléctricos) y de animales domésticos o salvajes. Como norma general, no los alarme con su presencia pues se expondría a un riesgo de ataque o de heridas. No se aproxime a los que muestran un comportamiento raro: podrían tener la rabia.
 
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Quiero saber más.
 
 Entidades del Grupo ACM España · Política de Privacidad del Grupo ACM España · Contacto · Mapa Web · Preguntas frequentes · Política de cookies · Información legal

Los productos distribuidos bajo la marca ATLANTIS están asegurados por las entidades del Grupo ACM España.
2018 ATLANTIS