Català Castellano

Especiales·Recomendaciones·Enlaces de Interés·Glosario de Seguros
 

Extreme la atención a sus hijos en playas y piscinas

CONTACTO
Atención al cliente
901 500 300 • 93 496 47 96
servitel_atlantis@gacm.es
 Otros servicios y teléfonos
 Buscador de Oficinas
CP:
e-cliente.jpg

Extreme la atención a sus hijos en playas y piscinasTanto si escoge viajar a destinos con playa o si lo que prefiere es la montaña y desea llevar a sus hijos a la playa o a la piscina, debería tener en cuenta una serie de consejos para evitar sustos o accidentes que podrían hacerle interrumpir sus vacaciones.

 

a)  En la playa:
 

-    Uno de los peligros para sus hijos en la playa es que puedan perderse ante tanto número de bañistas. Vigílelo siempre de cerca y evite que se aleje de su toalla. Si el niño es pequeño puede desorientarse y apartarse de su sombrilla.

 

-    No permita que su hijo se zambulla en el agua solo. Acompáñele o confíe en un familiar o hermano mayor que pueda estar constantemente con él.

 

-    Obedezca si los avisos de la playa advierten de medusas o el estado de la mar es peligroso para el baño. Podría tener que abonar una fuerte sanción económica y hacer peligrar su vida.

 

-    Si a su hijo le ha picado una medusa o un pez-araña póngale agua salada y pomada que le alivie la picadura. Avise a la Cruz Roja o a los socorristas que se encuentren más cerca de usted para que le proporcionen los primeros auxilios.

 

-    El sol es cada año más peligroso y dañino. Evite las horas solares de mayor intensidad y, sobre todo, póngale a su hijo la crema con el máximo factor de protección. Evitará quemaduras y daños en la piel. Lleve siempre una sombrilla y bebida. No exponga durante mucho tiempo a su hijo al sol. Aunque lleve una gorra recuerde que el sol se refleja en la arena y dentro del agua en días soleados e incluso nublados.

 

-    Cuando se meta con sus hijos en el mar, esté alerta con las corrientes marinas. En según que costas son más pronunciadas y pueden darle un disgusto. Nade con él cerca de la playa y donde haya más gente.

 

-    Tras la comida, obligue al niño a realizar la digestión echado en la sombra o debajo de la sombrilla. Supone un riesgo bañarse tras haber comido ya que podría provocarle un corte de digestión y ahogarse en el agua.

 

b)  En la piscina:
 

-    Si elige la piscina para disfrutar del baño, vigile a su hijo de cerca, cualquier golpe de otro bañista podría herirle u ocasionarle daños. Obligue a su hijo a que suba por las escaleras de la piscina para evitar rozaduras o distensiones en la muñeca y pies. Si fuera posible, proporciónele gafas de piscina protectoras para que pueda zambullirse y nadar sin que le entre agua en los ojos. El exceso de cloro y otros productos químicos de mantenimiento de la piscina pueden provocarle irritación ocular y conjuntivitis.

 

-    Evite que su hijo corra alrededor de la piscina. Un simple resbalón podría provocarle una caída y, como consecuencia, traumatismos.

 

-    Si puede, dote a su hijo de gorro de baño que le cubra las orejas, ya que el exceso de agua puede provocarle una otitis considerable si bucea o se sumerge durante mucho tiempo.

 

-    Si su hijo no sabe nadar, proporciónele un chaleco, flotador o salvavidas o cualquier otro sistema de seguridad.

 

-    Cuando se trata de bebés, no sólo debemos estar pendientes cuando están dentro sino también cuando juegan en el borde de la piscina. Recordemos que los bebés no son conscientes del peligro que corren. Pueden tirar cualquier juguete y querer rescatarlo con el riesgo de caer al agua. Es preciso mantener todos los juguetes fuera del agua.

 

-    Advertir a los niños de los riesgos de tirarse demasiado cerca del borde, evitar que se acerquen a los drenajes, precaución en toboganes, etc.

 

-    Lamentablemente, el ahogamiento es una de las causas de muerte accidental más frecuente entre los niños menores de 5 años, por eso es esencial prevenir cualquier tipo de riesgo.

 

-    En las piscinas comunitarias es importante identificar y ubicar al socorrista para recurrir a él ante cualquier emergencia.


-    Pero, sobre todo, no debe perder a su hijo de vista.

 


Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Quiero saber más.
 
 Entidades del Grupo ACM España · Política de Privacidad del Grupo ACM España · Contacto · Mapa Web · Preguntas frequentes · Política de cookies · Información legal

Los productos distribuidos bajo la marca ATLANTIS están asegurados por las entidades del Grupo ACM España.
2018 ATLANTIS